Peinados pelo afro

La creación de un peinado afro perfecto no siempre viene naturalmente, el cuidado y crecimiento del pelo afro saludable requiere del cuidado del cabello y un poco de paciencia.

Comer bien – La dieta puede ayudar a mejorar la piel y el cabello. Asegúrate de estar correctamente hidratada (al menos 8 vasos al día), y comer frutas, verduras y proteínas magras, que pueden ayudar a fortalecer el cabello. Tomar multivitaminas es también una buena manera para asegurarse de cubrir cualquier déficit en la dieta.

Lavarse el pelo solamente lo necesario – El pelo ensortijado tiende a ser más seco y quebradizo, y el champú puede incrementar esto. Trata de lavar el pelo no más de una vez por semana. Entre los lavados, puedes enjuagar con un poco de agua si es necesario.

Mantén el cuero cabelludo hidratado – Puedes usar emolientes naturales como el aceite de oliva, manteca de karité, aceite de jojoba, y usar estos productos diariamente para mantenerlo suave y flexible. Evita los humectantes en base al aceite mineral o petróleo, que pueden bloquear los poros y hacer que el pelo se vea opaco.

Usa un tratamiento de acondicionamiento profundo – El aceite tibio puede ayudar a que la humedad penetre más en el cuero cabelludo y el cabello, por lo que se verá más sano y fuerte. Masajes con cremas hidratantes, envolviendo después con una toalla caliente, deberían ayudar a estimular el crecimiento del cabello.

Usar peines adecuados – Un peine con dientes anchos pueden ayudar a desenredar y dar estilo al pelo afro. Es aconsejable que estos elementos estén en la ducha, ya que el cabello es más fácil de peinar cuando está mojado.

Déjalo crecer libremente – Deja que el pelo crezca durante varios meses hasta que alcance la longitud que desees.

Protege el pelo – Los cabellos ensortijados pueden ser propensos a la rotura, por lo que es importante buscar la manera de protegerlos. Evita el uso de herramientas calientes, como planchas y secadores de cabello, y envuelve la cabeza en un pañuelo de seda antes de ir a la cama, o usa un cojín de raso para que el cabello no se quiebre contra las fibras duras de la funda de la almohada.

Vía| Ta na moda

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *